Dimensiones

Dimensiones de Modelo Metodológico

Diseñamos un modelo propio que tiene las siguientes dimensiones, el cual utiliza indicadores de todas las metodologías mencionadas, pero algunos los adecuamos, otros los simplificamos, y agregamos aspectos relacionados con nuestras realidades.

GOBERNABILIDAD

Es un amplio aspecto que engloba todas aquellas medidas que tengan que ver con la consecución de un Gobierno y una Administración abiertos y accesibles a la ciudadanía: Administración electrónica (servicios online que facilitan la relación de los ciudadanos con la Administración: acceso información básica, realizar trámites, pagar tasas e impuestos), modernización administrativa, integración e interoperabilidad de servicios digitales, participación ciudadana. Implica, especialmente, una mayor transparencia y la puesta a disposición de los ciudadanos de información y datos en tiempo real.

calidad de vida

Tiene que ver, fundamentalmente con la educación. En la medida en que las ciudades, en cooperación con otras Administraciones territoriales, participan en la educación de los ciudadanos, pueden contribuir a su formación en habilidades digitales o en materias claves para el desarrollo de la creatividad e innovación urbana.

CIUDADANÍA

Incorpora servicios en materia de seguridad (videovigilancia inteligente, ciberseguridad frente a ataques a servicios públicos esenciales, seguridad en el transporte, centros de mando y control para la gestión de emergencias, alertas públicas de extravíos, sistemas de localización mediante tecnología GPS y soluciones de videovigilancia inteligente aplicadas a la protección del patrimonio y las infraestructuras); o servicios de naturaleza sanitaria (campañas de prevención y de gestionar emergencias sanitarias, gestión inteligente de la demanda asistencial, teleasistencia a ancianos y enfermos crónicos, y a otros colectivos vulnerables). También está vinculada a altos niveles de cohesión social y capital social.

economía

Se toman en consideración aquellas actuaciones llevadas a cabo por las ciudades dirigidas a atraer inversiones, habitantes y turistas que incrementen su PIB. Se pretende innovar mediante las TIC, creando nuevos productos y servicios, que generen nuevos modelos de negocio. Algunos ejemplos de la economía inteligente de las ciudades incluyen: espacios digitales (vallas y marquesinas) que ofrecen información con ofertas en tiempo real; servicios para emprendedores y empresas locales para mejorar sus ventas por internet; aplicaciones para ofertas mediante el teléfono móvil; servicios de información turística, reservas online, gestión de incidencias, sugerencias, quejas o reclamos.

MOVILIDAD

Incluye aquellas en las que la tecnología se pone al servicio de un sistema logístico y de transporte integrado, eficaz y de bajo impacto medioambiental. Así se consideran: los planes de movilidad urbana sostenible que fomenten el uso del transporte público, promuevan la implantación de formas de desplazamiento más sostenibles dentro de una ciudad y que prioricen opciones limpias y no motorizadas (desplazamientos a pie y en bicicleta) o la incorporación progresiva de vehículos ecológicos. Asimismo, apoyo en las TICs para proporcionar información útil y en tiempo real a los ciudadanos para que puedan ahorrar tiempo, hacer los transbordos más rápidamente y reducir su huella de carbono; para monitorizar y controlar los diversos aspectos relacionados con el tráfico (aparcamiento, zonas de movilidad conflictiva, etc.); para instalar sensores que detecten plazas libres de parking público.

ambiente

Contemplan medidas orientadas a reducir la contaminación y mejorar la sostenibilidad ambiental, que busquen crear un entorno más verde, limpio y eficiente. Entre otras, el impulso de las energías renovables, los sistemas de medición inteligente de consumos de energía y agua, las redes inteligentes de gestión del suministro, la monitorización y el control de la polución, la renovación de edificios y equipamientos urbanos, la edificación y planeamiento urbano sostenible, y la eficiencia, reutilización y reciclaje de recursos. Se incluye igualmente la prestación inteligente de los servicios de alumbrado público, la gestión de residuos sólidos urbanos y la gestión integral del ciclo del agua.