20
Ene

El 2020 en la voz de los protagonistas

El año 2020 será recordado por infinidad de cuestiones, particularmente por la pandemia, pero también por todas las consecuencias asociadas a ella. Las malas están a la vista: gran cantidad de fallecidos, secuelas para los enfermos crónicos, recesión económica a nivel global y una sensación de “ausencia de horizonte”. Sin embargo, hay un vaso medio lleno que observar y destacar, en el cual los avances tecnológicos han tenido un rol protagónico.

El Contador Gonzalo La Rosa es el Director Ejecutivo del Instituto Ciudades del Futuro (ICF), el organismo que acompaña a las comunidades locales de la Argentina en el diseño e implementación de acciones novedosas para el desarrollo humano, apoyadas en nuevas tecnologías y modelos de gestión. Junto a La Rosa, y parte del equipo del ICF y de la Red Argentina de Destinos Turísticos Inteligentes, recorremos el 2020, un año que, a la par de la pandemia, potenció los desarrollos tecnológicos en busca de sostener vínculos y generar nuevas respuestas a viejas preguntas.

“Hace un año nos preparábamos para un 2020 en el cual se pudieran impulsar muchas cosas en los municipios, porque todo proyecto de modernización inteligente en cualquier ámbito lleva tiempo, y a partir de los cambios de gobierno en Argentina (nacional, provinciales y locales), o con gestiones que continuaban, teníamos 4 años renovados por delante, pero de repente nos agarró la pandemia y tuvimos que repensar todo”, señala La Rosa, quien también es el Secretario Técnico Administrativo de la Red Argentina de Destinos Turísticos Inteligentes

            Este nuevo escenario global, obligó no sólo a repensar el año calendario, sino los modelos y la forma en la cual los diferentes municipios de la Argentina generan datos, analizan la información y buscan mejorar las políticas públicas relacionadas con el turismo. En este sentido, la pandemia por COVID-19, aceleró el proceso de iniciar el camino para la conformación de la Red Argentina de Destinos Turísticos Inteligentes (Red DTI Ar).

            “Hace más de 2 años venimos hablando con las instituciones de relevancia internacional relacionadas con los Destinos Turísticos Inteligentes –DTI- (Segittur, Invatur y UNE, de España) y otros destinos que empezaron a hacer ese recorrido como Medellín, Tequila, Montevideo y Belo Horizonte, y en España, Benidorm, Valencia, Badajoz, Málaga – continúa La Rosa-. Por lo cual, habíamos empezado a hablar e incluso visitar algunos destinos para impulsar la red en la Argentina, y cuando nos encontró esta virtualidad obligatoria vimos la oportunidad y la necesidad de que la digitalización tenía que ser una de las herramientas que los municipios argentinos utilicen para mejorar su gestión turística y para reposicionar el turismo”.

            Un DTI es un destino que gestiona adecuada y coordinadamente la información para el logro de las estrategias que mejoren su sostenibilidad, accesibilidad y resiliencia, impactando directamente en la calidad de vida de los ciudadanos y en la experiencia turística de los visitantes. A partir de la aparición del COVID-19 en la Argentina, la idea de crear la Red DTI Ar tomó más relevancia, ya que algunos DTI de Europa comenzaron a impulsar iniciativas tecnológicas e innovadoras que podían llegar a facilitar la apertura del turismo o mejorar sus estrategias de comunicación a los turistas.

“Con la Red DTI Ar cumplimos un sueño, en un momento realmente complicado para la humanidad, para el país, y por su puesto para el turismo”, sostiene Andrés Ziperovich, miembro de la coordinación de la Red DTI Ar. “Construimos un camino que nos llevó a sumar gran cantidad de destinos –continúa Ziperovich-, más de 140 destinos de distintos lugares del país, y creo que nos sirvió para darnos cuenta que podíamos generar esta red, que podíamos hacerla funcionar”. La Red DTI Ar se lanzó en abril, en el marco de un evento virtual que convocó a más de 500 participantes de toda América Latina, y disertantes de España.

La realidad COVID hizo posible tener un alcance territorial de la Red exponencial, “con la llegada a municipios de todo el país, sea Jujuy o Tierra del Fuego, sino fuera por el protagonismo que obtuvo la comunicación de manera virtual no hubiésemos podido hacerlo”, destaca La Rosa, a la vez que reconoce que “no hubiésemos tenido la posibilidad de hacer encuentros regionales, nacionales o internacionales, sino nos hubiese tocado la pandemia, o acceder a experiencias de DTI relatadas por sus protagonistas en vivo, para que municipios argentinos vean como DTI de Europa afrontaron la crisis”.

Mauro Beltrami, miembro de la coordinación de la Red DTI Ar explica que “mediante la red se logró poner en la agenda pública la necesidad de avanzar sobre la inteligencia turística a gran escala con una mirada federal, y por otro lado fue el puntapié inicial para una serie de actividades de formación junto con Universidades, de capacitación específica a funcionarios municipales o de desarrollo de nuevos instrumentos normativos como la norma IRAM para DTI”.

En el marco de la Red DTI Ar, y con el apoyo del ICF, durante el 2020 se creó un organismo de estudio en IRAM para avanzar en la confección de la norma de DTI y poner sobre la mesa el modelo DTI en la Argentina. “Necesitamos que los municipios lo trabajen a nuestra par, y qué mejor que hacerlo a través de estándares internacionales, con un marco de referencia como la ISO 9001 o teniendo como referencias las normas UNE 178.500 “, sostiene Nadia Colo Martínez, miembro de la coordinación de la Red DTI Ar. “Logramos que IRAM permita que haya al menos un representante de cada una de las 6 regiones de la Red en el organismo de estudio –continúa Colo Martínez-, sin pagar membrecía, para que puedan aportar su conocimiento y determinen si es viable lo que se está pensando, y que sea participativo, colaborativo y que tenga más legitimidad”.

            En el contexto 2020, la digitalización de la gestión de un municipio pasó de ser un progreso esperado a ser una necesidad vital. A partir del trabajo remoto, se comenzaron a pensar oficinas virtuales de atención a los ciudadanos o turistas (en los DTI), la gestión on line de un expediente, o el uso de redes sociales para llegar a los ciudadanos, “esa aceleración la logró la pandemia”, destaca La Rosa. “Lo vemos casi a diario con la digitalización de la oferta, hoy los códigos QR en los restaurantes ya son moneda habitual, fue una necesidad eliminar el papel, y ahora hay que trabajar sobre la digitalización de los servicios turísticos”.

Pero ¿qué beneficios obtuvieron los municipios a partir de su adhesión a la Red DTI Ar? En este sentido, Oscar Bustos, miembro de la coordinación de la Red DTI Ar, señala que “el trabajo fue desde la virtualidad, en charla uno a uno con los referentes de turismo de cada municipio, y se formó un grupo humano muy fuerte, donde se trabaja de forma colaborativa y conjunta, se comparten iniciativas y proyectos para mejor la calidad de vida de los ciudadanos y la experiencia de los turistas”.

Bustos comenta que los más de 140 municipios que actualmente forman parte de la Red DTI Ar, durante el 2020 pudieron acceder a experiencias de una manera asociativa, incluso logrando acuerdos con Redes DTIs de España y de la Comunidad Valenciana, a través de los cuales pudieron tener de modo más directo la posibilidad de traer experiencias y mostrarlas a otros miembros de la red.

Pero si algo debía dar cierre a un año que tuvo como protagonista a la virtualidad, los desarrollos tecnológicos y las comunicaciones remotas, era un evento en donde todo eso se cruce, con la finalidad de encontrar la manera de reactivar el sector turístico. Eso fue la primera Feria de Destinos Turísticos Inteligentes (FIDI), que tuvo lugar entre el 20 y el 29 de noviembre pasado. Durante 10 días, funcionarios públicos se reunieron con colegas, expertos internacionales, empresas líderes, universidades y centros de investigación, bajo la consigna «Innovación para el turismo sostenible». En este marco, más de 100 destinos nacionales e internacionales formaron parte del evento virtual, el cual puso a disposición soluciones concretas para el turismo, en vistas de la pos pandemia. El evento fue organizado por el Instituto Ciudades del Futuro, la Facultad Regional de Buenos Aires de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y la empresa Big Joan, encargada del desarrollo de la novedosa plataforma virtual, la cual brindó a los participantes una experiencia única.

En este sentido, Patricia Colo Martínez, organizadora y vocera de la feria FIDI, destacó que “más allá de los números que reflejan el éxito del evento, notamos en cada mensaje recibido, en cada encuentro virtual generado, el entusiasmo y las ganas de seguir mejorando que tiene cada destino que se ha comprometido en este tiempo con la Red DTI Ar”. “Creemos que todo esto sirvió para confirmar una vez más que el modelo DTI es una apuesta a futuro -continuó Colo Martínez-, pero principalmente en presente, porque es hoy y ahora el momento para profundizar cada uno de sus ejes en todos los destinos turísticos que quieran ofrecer experiencias superadoras a viajeros y locales”.

Gracias a su pertenencia a la Red Argentina de Destinos Turísticos Inteligentes (Red DTI Ar), 70 municipios tuvieron sus stands en la FIDI de forma gratuita, en el que exhibieron sus atractivos turísticos y desarrollos tecnológicos, observados por los más de 30 mil visitantes que tuvo la FIDI en los 50 diferentes países desde los cuales se conectaron.

A modo de cierre, La Rosa reflexiona sobre el 2020 que se va y afirma que “los objetivos los superamos, porque en la FIDI esperábamos tener 200 disertantes, tuvimos 400; en la Red DTI Ar pensábamos terminar el año con 30 municipios adheridos, y tenemos más de 140”. “Sin duda este año nos sirvió para darnos cuenta que no nos queda opción que subirnos a esta revolución digital, porquehoy tenemos un montón de información, un montón de datos que tenemos que saber aprovecharlos, leerlos, interpretarlos y usarlos para tomar decisiones, y la digitalización para llegar a lugares que antes no podíamos llegar. Y para finalizar se anima a anticipar que “en 2021 vamos a terminar de confeccionar el Modelo DTI argentino, validado por IRAM y por los destinos de nuestro país, vamos a impulsar un sistema de inteligencia turística en una plataforma gratuita y de código abierto, y vamos profundizar la gestión digital de los municipios. Pero, sobre todo, vamos a tener FIDI 2021”.